El proyecto innovador que COGAMI desarrolla en el  CEGADI sigue operativo para las 23 personas usuarias

El proyecto innovador que COGAMI desarrolla en el CEGADI sigue operativo para las 23 personas usuarias

Desde el pasado 16 de marzo, cuando el Gobierno decretó el estado de alarma, no acuden a las instalaciones del CEGADI las personas que forman parte del Proyecto Innovador de Promoción de la Autonomía Personal que está llevando a cabo en Santiago COGAMI desde mayo de 2019, pero continuamos a disposición de las personas con discapacidad.

La inexistencia de desplazamientos hasta el lugar no implica el cese de la actividad que desarrolla el equipo formado por 11 profesionales especializado en fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia,  neuropsicología, psicología, trabajo social, personal cuidador y técnico de accesibilidad. Con el objeto de establecer unas rutinas de trabajo que les permitan a las 23 personas usuarias que forman parte de este proyecto mantener la autonomía personal adquirida hasta el momento, el equipo de profesionales mantiene el contacto con ellas un promedio de 2 o 3 veces por semana.

Este seguimiento es personalizado a través del contacto de las plataformas Skype o Whatsapp, mediante las cuales se envían vídeos de actividades que se deben realizar para facilitarles las tareas. También a través de estas plataformas de comunicación, las personas usuarias  reenvían vídeos sobre los ejercicios realizados para poder asesorar sobre su desarrollo.

Como hay diversidad de edades que abarcan desde los 5 hasta los 60 años, el equipo profesional dividió en grupos a las personas usuarias, comprendiendo uno de ellos las edades de entre 5 y 9 años,  el  siguiente de entre 12 a 17 años, estando el tercer grupo formado por personas usuarias de edades comprendidas entre los 35 y 60 años.

Tanto los menores como los adolescentes compaginan las actividades escolares con los ejercicios que les trasladan las profesionales del proyecto innovador. Si bien los menores precisan la colaboración incondicional de las familias, entre los que ya son adolescentes, realizan vídeo quedadas para mantener la cohesión de grupo que iniciaron en el centro y para continuar con la puesta en marcha de un blog sobre el confinamiento que están viviendo.

El grupo formado por las 11 personas adultas cuentan con diferentes diagnósticos como son lesión medular, parálisis cerebral, entre otros, reciben las tablas de ejercicios que deben realizar así como las sesiones individualizadas con las profesionales que ya estaban recibiendo en el proyecto, ahora a través de la plataforma Skype, principalmente.

El contacto con las familias es también frecuente, sobre todo la atención social y psicológica, derivada por la situación de confinamiento y también para informar y asesorar sobre recursos a los que puedan tener acceso.

Desde lo Proyecto Innovador, la mayor dificultad que están soportando ahora es la brecha tecnológica que se da en el ámbito rural. Muchas de las personas usuarias viven en zonas con una conexión a Internet inadecuada, lo que dificulta el mantenimiento de una actividad continuada, y también las hay que carecen de los medios tecnológicos adecuados, imposibilitando el contacto por videoconferencia.

Proyecto Innovador de Promoción de la Autonomía Personal

Con el fin de impulsar buenas prácticas en la atención de las personas con discapacidad física, la Xunta de Galicia en colaboración con COGAMI, promueven el desarrollo de este proyecto que tiene como objetivo mejorar y posibilitar la inclusión de las personas con discapacidad física y/u orgánica que precisen de apoyos para una recuperación funcional, así como para la promoción de su autonomía personal. Este proyecto abarca todas las etapas vitales de la persona, menores desde edades tempranas, adolescencia y etapa adulta, con discapacidad física y/u orgánica, priorizando aquellas que se encuentren en situación de dependencia severa, que precisen ayuda de tercera persona, así como las adaptaciones tecnológicas de apoyo para el desarrollo normalizado de las actividades en su vida diaria.

Durante los 4 años de duración del proyecto se desarrollará una investigación a través del diseño y puesta en marcha de metodologías, técnicas, protocolos y terapias que tendrán como elemento innovador la atención integral de la persona contando no solo con el modelo rehabilitador sino promoviendo una atención centrada en la persona, garantizando el acceso en igualdad lo que se traduce en una mayor autonomía de la persona y su empoderamiento. Todos los datos  recabados de la evolución de la persona así como los resultados, una vez validados, podrán servir de referencia para la implementación o mejora de los servicios a incluir en la futura cartera de servicios comunes de prevención de las situaciones de dependencia y promoción de la autonomía personal para el colectivo de personas con discapacidad.