A XANELA insta a acabar con la situación de doble discriminación que sufren las mujeres con discapacidad


La asociación de discapacitados activos de As Pontes, A Xanela, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, reclama políticas idóneas que pongan fin a la doble discriminación a la que se enfrentan las mujeres con discapacidad para conseguir, de este modo, la verdadera igualdad de género. Las dificultades de las mujeres con discapacidad para acceder al mercado laboral son más graves que para otras mujeres y es un tema que afecta la cerca de 36.000 mujeres en Galicia, con un grado de discapacidad igual o mayor al 33% reconocido administrativamente, y casi a 500 en el municipio de As Pontes, según datos del IGE.

Son múltiples los estudios, llevados a cabo en todo el territorio nacional, que muestran cifras desesperanzadoras. Galicia registra la menor tasa de actividad de personas con discapacidad; casi el 80% de las personas con diversidad funcional no tienen empleo y el 75% son mujeres. Por otra parte, la calidad de su empleo es menor y su salario es un 8% menor que el de las mujeres sin discapacidad, en un contexto donde el boquete salarial entre hombres y mujeres ya se sitúa en un 30% segundo un informe elaborado por la Agencia Tributaria.

Todas estas circunstancias hacen que las mujeres con diversidad funcional sean muy vulnerables y tengan mayores riesgos de exclusión social, con efectos muy negativos sobre su calidad de vida. En palabras del presidente de A Xanela, Juan G. García: “Estamos ante las mismas desigualdades en el ámbito de la capacidad pero sus efectos sobre las mujeres son mucho más negativos. Las mujeres con discapacidad tienen menos posibilidades de acceder a una formación idónea, las opciones para acceder al comprado laboral son escasas por lo que percibir ingresos y mejorar su situación se antoja casi imposible”.

Ante esta situación, desde A Xanela se hace un llamamiento para concienciar a toda la sociedad sobre la necesidad de eliminar, a través de la educación, los roles y los estereotipos de género y también los perjuicios que aún existen sobre la discapacidad. Insisten que es preciso que la sociedad avance en la eliminación de los límites y las barreras con las que se enfrentan a las personas con discapacidad, especialmente las mujeres para, de este modo, lograr su plena integración y así avanzar cara una sociedad justa e igualitaria.

A Xanela

Asociación de discapacitados activos, miembro de COGAMI, nace en el año 2000 para coordinar y promover la defensa de los intereses de las personas con diversidad funcional, con el fin de conseguir la máxima atención social a la problemática que representan, y su integración en la sociedad. Situada en el municipio de As Pontes, cuenta con 177 socios y 20 usuarios. Se dirige a personas con discapacidad física, psíquica y sensorial del ayuntamiento y poblaciones limítrofes así como a sus familiares y entorno social. Su misión es mejorar la calidad de vida y fomentar la integración social de las personas con diversidad funcional y sus familias, a través de actividades terapéuticas, de ocio y tiempo libre.