Alberto Boo: primer gallego que compite en carreras de motocicletas adaptadas

Una caída entrenando hace tres semanas le causó la rotura de un brazo. Tras la caída, pregunta: ¿qué tiempo hice? Este es Alberto Boo, un apasionado deportista del motociclismo que, cuando tiene la oportunidad, sube a su moto de 300CC y da vueltas por el circuito hasta que el cuerpo le pide parar. Y parar rar no es que lo haga mucho, ni lo logran las 50 caídas que lleva contabilizadas desde el año pasado.

“Cuando caigo, lo único que pienso es en recuperarme para volver a montar en la moto. Me costó mucho llegar hasta aquí y no es para abandonar”. Lo que le costó a Alberto poder pilotar no es la discapacidad física que tiene, ni las adaptaciones que hizo en la motocicleta para poder manejarla, ni las dificultades que tiene para poder encontrar promotores que avalen su esfuerzo. El coste fue cuando tuvo que dejar durante un período de tiempo la moto aparcada a causa de los ataques epilépticos que tiene. Por eso, en temporadas como la que está viviendo ahora mismo, con una remisión, aprovecha para hacer lo que más le gusta: correr en circuitos y competir en carreras de motociclismo.

Alberto está intentando inculcar esta afición en más personas. No lo tiene fácil. “Quiero que la gente vea que se puede practicar este deporte en espacios habilitados, que son seguros y que, si adaptas la moto, puedes correr”. Ahora, es el único piloto gallego paralímpico que compitió, junto a 17 corredores más, en la categoría  HANDYESBK  del campeonato de España de Velocidad cumpliendo “lo que era mi gran sueño y del que estoy muy orgulloso”.

Para poder seguir disfrutando con la práctica de su pasión, Alberto precisa de la colaboración de empresas, organismos, instituciones e incluso particulares que estén dispuestos a aportar una pequeña participación, pero muy grande para él. Precisa de patrocinios, de apoyos de confianza en un proyecto que, si bien a lo mejor no es el ganador en alcanzar la meta, sí resulta ser el primero en romper barreras mentales, en abrir camino a otras personas que no se atreven, en ofrecer confianza, en crear escuela y, además, en callar los comentarios tan limitadores como `tú no puedes´.

Si tú también compartes el gusto por la velocidad, por la motocicleta, por la competición y por el placer de experimentar la libertad, puedes contactar con Alberto  Boo a través del email alberto.fernandez.boo@outlook.es o de las redes Facebook con el perfil @AlbertoBoo#3 e Instagram: @la_ boo_3. Según él mismo expresa “la sensación de libertad que te da la moto, no lo hacen otros deportes. Tú montas y solo hay por delante un circuito y ganas de divertirte. Es un mundo”.