“No creo que haga falta unas cualidades específicas para ser voluntario, pero sí cierta capacidad de empatía”

Una situación personal llevó a Domingo Pérez a contactar con COGAMI en las instalaciones de Lugo, su lugar de residencia. “Aquí me prestaron asesoramiento y me ayudaron a resolver un tema que tenía”, explica Domingo, además de tener la oportunidad de conocer la labor que desarrolla la Organización en la ciudad.

En la conversación con la profesional de COGAMI Domingo supo que la Confederación cuenta con un servicio de voluntariado y que, en el caso de querer formar parte de él, podían ofrecerle información más detallada del funcionamiento  del servicio, como se recoge en esta guía que puedes descargar aquí.

A Domingo le interesó lo que leyó y lo que le contaron y, desde hace ocho meses, es una de las más de mil personas voluntarias que forman la bolsa de voluntariado de COGAMI. Colabora prestando apoyo a las personas del centro de Fingoi. “Destacaría la sensación tanto personal como la satisfacción que se siente al recibir una respuesta positiva, tanto de compañeras y compañeros como de profesionales”, comenta Domingo.

Añade que para ser una persona voluntaria “no creo que hagan falta unas calidades específicas, pero sí cierta capacidad de empatía, disposición y dejarse ayudar y asesorar por profesionales”, afirma después de confesarnos que al principio mostró cierto respeto ante la posibilidad de creerse incapaz de poder colaborar.

Para finalizar, anima a todas las personas a hacerse voluntarias porque, en su opinión “te sientes mejor contigo mismo, le das menos importancia a los problemas que habitualmente tenemos en el día a día y también, me saca muchas sonrisas”.

Si tú también quieres ser una persona voluntaria en COGAMI, puedes contactar con el teléfono 981 574 698.